Cuento La princesa y el guisante

Cuento La princesa y el guisante

Cuento: La princesa y el guisante

Era una vez un reino en el que vivía una princesa muy hermosa. Todos los príncipes del lugar querían casarse con ella, pero la princesa tenía un gran secreto: era extremadamente delicada. Todo lo que tocaba le producía alguna molestia, y la gente decía que era una verdadera princesa.

Un día, llegó al castillo un príncipe de otro reino que también quería casarse con la princesa. Pero la reina, cansada de príncipes arrogantes y egoístas, decidió poner a prueba al recién llegado. Le ofreció pasar la noche en una cama especialmente preparada para comprobar si realmente era un príncipe verdadero. El príncipe aceptó el desafío y pasó la noche durmiendo en la cama con 20 colchones y 20 edredones.

A la mañana siguiente, la reina le preguntó cómo había dormido, y el príncipe le respondió que muy mal. Había sentido algo duro debajo de la cama, algo que le había impedido dormir cómodamente. La reina sonrió, porque sabía que solo un verdadero príncipe podría haber sentido la presencia de un pequeño guisante debajo de tantos colchones y edredones.

La princesa y el príncipe se casaron y vivieron felices para siempre.

La moraleja de esta historia es que las apariencias engañan. La verdadera nobleza y valentía no se miden por la fuerza o el poder, sino por la sensibilidad y la capacidad de sentir las cosas más pequeñas y simples de la vida.

©Versión de Ross Durango / Lic. en español Y literatura

+Cuentos infantiles para dormir

Deja un comentario